jueves, 20 de julio de 2017

Sabores agridulces

Fin de semana en el que no me he reconocido porque he podido disfrutar como el resto de la gente haciendo actividades al aire libre sin necesidad de estar tumbada en un sofá o acostada en una cama por encontrarme mal,  y asombrada por ser yo quien haya sido la que propone salir a cenar a un restaurante
¿¿¿se entiende???, ¡me sorprendo!.

Hace ya algún tiempo, mas o menos en fallas, comí en el tren de camino a casa estando sola, es decir, teniendo la oportunidad de llegar y decir - "ya he comido" y salir de Valencia diciendo - "ya comeré..."
yo misma me sorprendí y yo misma me vuelvo a sorprender las veces que se repite. Antes planeaba estrategias e ideaba excusas para saltarme comidas y ahora las propongo... (increíble!).

La verdad que todo esto viene principalmente por mis mareos. Pasaron de ser algo esporádico a ser recurrentes y casi casi continuos, me asustan! la verdad. Lo bueno es que estoy descartando posibles motivos, aunque no me haga mucha gracia, pero es una forma de poder estar tranquila.

Y dirigiendo el contenido del post título de la entrada...

Este fin de semana ha sido idílico, he estado con amigas disfrutando de las fiestas de mi pueblo, haciendo ejercicio en la playa al amanecer, paseando con mi marido por la orilla del mar, bañándome en la piscina, disfrutando de mi terraza favorita y estando con mi familia entre otras cosas. Y es que he podido estar sin pensar en comida, sin ensombrecer mis momentos preocupada por [qué voy a comer], o sintiéndome mal por [lo que ya he comido]. Es cierto que he continuado como siempre, intentado restringir y buscando controlar, pero he descansado sí.

Y fue el domingo por la noche cuando estando en uno de mis restaurantes favoritos, un restaurante que hace años no era más que una casa antigua para jugar al billar y tomar cokteles al que iba con mis padres de pequeña, y allí sentada, escuchando música relajante al lado del mar y rodeada de antorchas en la arena, fue cuando empecé a sentir un sabor agridulce que me envolvía y me dejaba cabeza abajo con los ojos vidriosos sin poder disimularlo ante mi marido. Se mezclaron en ese momento el sabor dulce por el fin de semana tan bonito que había construido, siendo capaz de disfrutar sin enturbiar los momentos con agobios por la comida, y agrio al invadirme la pena por todos los momentos bonitos que he vivido y no he sido capaz de disfrutar por estar sintiéndome mal conmigo misma o haber estado preocupada con cualquier cosa que fueses a pasar o que ya hubiese ocurrido.

Sabores agridulces... que me han dejado un sabor de boca que me hace valorar esos momentos de otra forma.

Que complicado es todo, ¿Verdad?
Por qué narices las cosas no pueden ser algo mas fáciles ¿?
Por qué hay que pasar tanto para poder ver las cosas ¿?
Por qué ¿?

Intake jueves
De- 2rebanadas de pan
Mm- te con leche y bizcocho integral de plátano
Co- ensalada con atún
Mt- colacao
Ce- 6 palitos de cangrejo, plátano y yogur vitalinea

intake viernes
De- yogur vitalinea
Mm- cafe con leche y zumo de naranja
Co- (a las 17 de la tarde) pollo rehogado con cebolla pochada
Mt- colacao
Ce- pan thin con requesón 0%, plátano y yogur

Intake sábado
De- yogur y pan thin, colacao
Mm- --
Co- ensalada de tomate y ventresca, jamón serrano, aceitunas (varias) y un bocadito de pinho de tortilla
Mt- zumo de naranja
Ce- (con amigas) ceviche de vierias, carpaccio de lubina y 2 dumplings de gamba + varias cucharadas de postre (mousse de chocolate)

5 comentarios:

  1. Es buenísimo cómo vas avanzando y empezando a tener días buenos. Ya verás cómo días como ese van a venir más seguido uno y otro. Los malos los conoces muy bien, para qué darles tanta importancia? Concentrate en los nuevos.
    Sí, esa película pinta ser muy buena y acertada. Justo hoy leí un post sobre eso, te dejo el link.

    Besitos Gab!

    http://losabismosderuth.blogspot.com.ar/2017/07/to-bone.html?zx=537a347153058934

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que hace la protagonista con sus brazos lo hago yo con mi piernas. Estoy a mitad mañana la acabo!

      Eliminar
    2. No estoy mejor flynn, hoy casi no he cenado y ahora solo estoy pensando en ayunar, me siento fatal por el bizcocho.

      Eliminar
  2. Eso también me pasaba a mí antes. Ya sé que no es normal haberlo pasado tan bien y haber disfrutado tanto y después sentirse mal. Yo creo que puede ser porque tu mente te engañe y te haga creer que no mereces eso. Y que tienes que estar mal y no quererte. Pues es un error. Te mereces todo lo bueno y ya está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no pienso eso el agrio es de pena.

      Eliminar